Museos y Arte

Retrato de la condesa Carpio, marquesa de la Solana - Francisco de Goya

Retrato de la condesa Carpio, marquesa de la Solana - Francisco de Goya

Retrato de la condesa Carpio, marquesa de la Solana - Francisco de Goya. 181x122

Francisco de Goya (1746-1828), un artista del romanticismo español, también es conocido por los retratos de aristócratas. Con la mano del pintor de la corte, se creó una galería de imágenes de la nobleza española. Los más populares son sus retratos femeninos. Las mujeres de Goya siempre son misteriosas, a pesar de la elaboración detallada de túnicas y accesorios, siempre hay muchas cosas sin decir en su apariencia.

Tal y “Retrato de la condesa Carpio, marquesa de la Solana”. Sobre un fondo oscuro condicional, habitual en los retratos de Goya, la esbelta figura de la condesa se vislumbra claramente. Ella está vestida con un estricto vestido negro y está envuelta en un chal ligero y aireado. Entre ella y el espectador hay una barrera psicológica insuperable erigida por un modelo arrogante y magistralmente transmitida por el artista. Pero la imagen de este orgulloso aristócrata parece solitaria y trágica. Se adivina el trasfondo, en el que varios planes oscuros van a la distancia, que da la sensación de algo fatal, misterioso e inevitable en su personalidad.

La pintura entró en el Louvre en 1952.

Ver el vídeo: GOYA - Retratos 2ª parte (Octubre 2020).